10.2. Corredor Verde del Río Monelos

Paseo del Filósofo en paralelo a un canal en Kioto (Japón). Fuente Chaos and Kanji

El río Monelos merece un lugar especial en la propuesta de transformación del puerto. Se plantea la recreación de un cauce natural, con rocas y vegetación de ribera en sus márgenes, acompañando a un bosque en galería (formando una especie de túnel sobre el río) en toda su extensión, con especies arbóreas adecuadas como alisos (Alnus glutinosa), álamos (Populus alba), sauces (Salix spp.) o chopos (Populus nigra) (7.200 m2). Esta naturalización intensa del área facilitará asimismo la recolonización por parte de otras especies animales y vegetales propias de ecosistemas acuáticos. Se ha evitado la creación de un gran parque en todo el entorno de este tramo fluvial con el fin de impedir que se diluya la relevancia del río, que de este modo se convierte en protagonista exclusivo del corredor en su parte más urbana.

A lo largo de este pasillo verde se planea la creación de sendas peatonales con pavimentos rústicos y mobiliario en materiales naturales, así como pequeños pasos y puentes sobre el río. También se mantiene el tráfico rodado separado del eje fluvial, que sólo se verá cruzado por calzadas en algunos puntos, así como por dos vías ferroviarias. En todos los casos se crearán puentes adaptados al entorno, discretos y poco intrusivos. La intención última de este proyecto consiste en la creación de un pequeño oasis de aspecto natural formado por un río y una espesa masa arbórea fluyendo en parte entre edificios y zonas urbanas. Ese discurrir parcialmente encajado entre construcciones resalta el acusado contraste entre paisaje natural y urbanizado.

El río Shirakawa a su paso por el barrio de Gion en Kioto (Japón) discurre entre las edificaciones. Fuente Osaka Kyoto Blog

El río Monelos históricamente recibía su caudal de dos afluentes principales, los ríos Mesoiro y Agrela o Pastoriza, si bien este último se encuentra actualmente canalizado hacia la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Bens. Desde una perspectiva ambiental no es razonable que el caudal de un río se mezcle con la red de saneamiento urbana, y desde un punto de vista económico es inaceptable su tratamiento en la depuradora. Sin embargo, la situación es reversible mediante una conexión entre ambos cauces en la zona del cruce entre la Avenida de Alfonso Molina y Ronda de San Cristóbal.[1] Esta actuación permitiría desviar en torno a 13 millones m3/año de agua hacia el río Monelos, desembocando directamente en el mar, lo que supondría un ahorro estimado en la EDAR de 3 millones de euros/año, de modo que la inversión necesaria para la conexión se recuperaría en pocos años.[1] Sí se mantiene el aliviadero existente en la zona de Elviña construido en 2007, con el fin de evitar inundaciones aguas abajo. Cuando el caudal sube por encima de un nivel máximo el agua desborda hacia la canalización de aguas residuales que desembocan en la EDAR Bens. Además, se evitará el solapamiento del nuevo cauce con la canalización soterrada actual, de forma que se mantiene esta última como segundo bypass en caso de necesidad.

Noria situada en el Parque María Cristina de Algeciras. Fuente Wikimedia

En un lugar próximo al Castillo de San Diego, una estructura formada por una noria tradicional (o incluso un sistema inspirado en el artificio de Juanelo, con fines divulgativos de esta increíble obra ingenieril del siglo XVI) elevará agua para alimentar un pequeño canal que discurre a nivel del suelo hasta el pequeño lago a los pies del castillo, que se encontrará a una cota superior al río, y desde allí continúa hasta alcanzar la gran cúpula de la Medusa, futuro Ecomuseo Verde de la Energía. La canalización puede atravesar los cruces viarios cruzando simplemente a través de una tubería subterránea funcionando como vasos comunicantes entre los canales de ambos extremos.

La actual desembocadura del canalizado Río Monelos se encuentra muy expuesta a las olas, en particular con marea alta. Su traslado a la Lagoa do Porto, sin oleaje, reduce el riesgo de entrada de agua de mar por el cauce, evitando daños al ecosistema fluvial.


[1] M. Alcoba, E. Calvo. Problemática de los ríos urbanos. Análisis del caso particular del río Monelos-Mesoiro y del río de La Grela o río Pastoriza. V Jornadas de Ingeniería del Agua. (2017) A Coruña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s